Mitos sobre el pan

Panadería


Es de todos conocidos los diversos mitos que existen sobre el pan.   Entre ellos están los más conocido, el que dice que engorda, que contiene sal, gluten, etcétera…

Pero con esta falsa información  lo único que conseguimos es alejarnos de un producto sano y básico para nuestra alimentación.


¿Qué dicen los nutricionistas respecto al pan?

Los expertos nutricionistas desbancan los mitos de pan a base de pruebas científicas.

Analicemos 100 gramos de pan….

Primero de todo encontramos 260 calorías, lo que implica que el pan no es un alimento que tenga muchas calorías. Si nos ceñimos a lo que come de media una persona en cada comida es 30-40 gramos, lo que es un panecillo, lo que quiere decir que son unas 80 calorías, tanto sea pan blanco como integral.


El pan es rico en Vitaminas B, beneficiosas para nuestro cuerpo ya que ayudan a obtener la energía de los productos que nosotros nos comemos y  a formar glóbulos rojos. También es rico en minerales y fibra. Si es cierto que si el pan es integral es más rico en fibra y vitaminas que el pan blanco, pero las calorías son las mismas.

La fibra es necesario para nuestro organismo La Organización Mundial de las salud nos recomienda consumir entre 25 y 30 gramos de fibra al día.


Por último podríamos decir que encontramos gluten y sal, que es posible que no a todos nos beneficie, pero no nos equivoquemos el pan cada vez tiene menos sal (nunca supera los 500 miligramos en 100 gramos) y si queremos también tenemos pan bajo en sal y  sin gluten, especial para celiacos.


¿Qué consumimos los españoles de pan al día?

Los españoles  consumimos una media de 100 gramos de pan al día. Este número es menor al que recomienda La Organización Mundial de Salud que son 250 gramos.


¿Qué pan es de mayor calidad el pre cocido o el artesanal?

A esta pregunta responderemos que la calidad del pan se rige por la calidad de los ingredientes (agua, levadura, harina y sal) , la técnica y el proceso, es decir la calidad no influye en que el pan sea precocido o no. Si los ingredientes y procesos son los correctos obtendremos un pan de una gran calidad aunque este precocido.