EL PAN DE ESPELTA Y SUS GRANDES BENEFICIOS.

Panadería

Cada vez nos resulta más común ver diversos productos los cuales contienen espelta, sobre todo en panaderías, el pan de espelta es un producto en auge.

Casi todo el mundo lo relaciona con la idea de un producto sano, pero realmente no conocemos los múltiples  beneficios que aporta a nuestro organismo. Estamos hablando de un pan rico en vitaminas y minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.


Hablamos de un cereal que se remonta a muchos años de historia, y aunque éste era poco conocido, día tras día va haciéndose un hueco en nuestra alimentación.

Las propiedades nutricionales se encuentran en el núcleo interior del grano. Al tratarse de un cereal no manipulado ni cruzado con otras  variedades no pierde las propiedades. Esto no significa que el pan de espelta sea un pan pesado, es más, consumir pan de espelta implica una fácil digestión, ya que tiene un alto contenido en fibra. Tiene menos  gluten  que el pan tradicional y su  solubilidad es mayor.

El pan de espelta es una gran fuente de vitaminas del tipo B, las cuales permiten obtener la energía de los alimentos, ayuda a mantener la salud del cabello, uñas, etc….Además de prevenir los problemas de memoria. Dichas vitaminas combinadas con los minerales que tiene ayuda a personas que sufren diabetes, aterosclerosis y migrañas. También contiene propiedades para la piel.

El pan de espelta contiene los 8 aminoácidos esenciales y estos son  metabolizados  mejor por nuestro cuerpo gracias a la vitamina B.


Además de las muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, hablamos de un pan sabrosísimo imprescindible en nuestra alimentación.